fbpx Skip to content

PEDAGOGÍA

SISTÉMICA

¿Cómo Trabajar la Pedagogía Sistémica?

La aplicación de la perspectiva sistémica en el ámbito educativo requiere integrar a la Pedagogía tradicional,  las Órdenes del Amor, las contribuciones de Jean Piaget y Lev Vigostsky , los principios fundamentales del constructivismo y la visión del pensamiento de Morin, de Hellinger, de Olvera, de Traveset y de Franke-Gricksch entre otros.

ORDENES DEL AMOR (BERT HELLINGER, 2001)

Resumen de MercèTraveset Vilaginès. 2007

Primer Orden
Pertenencia

Cada persona tiene la necesidad de estar vinculada al sistema al que pertenece. Los miembros del sistema tienen derecho a la pertenencia. El no reconocimiento del lugar que ocupa un miembro (exclusión, rechazo, desprecio, olvido) tiene consecuencias sistémicas, como lo es la identificación o repetición de patrones a través de varias generaciones.

Segundo Orden
Equilibrio entre el dar y recibir

Todos los sistemas humanos tienen la tendencia y la necesidad de equilibrarse. Toda relación es un equilibrio, pero es diferente entre iguales. Entre un hombre y una mujer debe existir un equilibrio entre el dar y el recibir para que la relación funcione. Entre padres e hijos existe un desnivel natural; no se consigue el equilibrio en la misma medida, ya que los primeros le dan más, y los segundos reciben más. Los hijos nunca pueden dar a los padres los que recibieron de éstos, sino que crecerán y abandonarán el hogar familiar para dar a otros lo que recibieron. Así fluye la vida. También la relación entre maestros y alumnos es una relación entre no iguales.

Tercer Orden
Jerarquía

Hay unas reglas, unas leyes y unas jerarquías según el tiempo. Quién estuvo antes tiene una prioridad sobre el que viene después; quien tiene más responsabilidad en un sistema tiene un lugar prioritario. Así los padres ocupan el primer lugar, seguidos de los hijos, por orden de edades, y lo mismo ocurre entre los hermanos.

La perspectiva sistémica en el ámbito educativo considera los siguientes principios básicos.

  1. Sistema como un todo integrado.
  2. Apertura y Respeto por el Contexto.
  3. Reordenamiento del sistema en función del Orden.
  4. Respeto por la diversidad, énfasis en la Inclusión y Pertenencia.
  5. Orden de equilibrio entre el Tomar y el Dar.
  6. Existencia de Vínculos, Relaciones e Interrelaciones.
  7. Subsistema familiar y escolar con relación asociativa.

Competencias básicas

HELLINGER, OLVERA 2010

Reconocer lo que es

Lo que existe o existió, lo que ha sucedido. Ser capaz de mirar hacia la propia historia y aceptarla, sin establecer como objetivo el cambiar nada.

Identificar las implicancias sistémicas

Comprender los asuntos en que las personas están profundamente vinculadas con otros miembros de su sistema familiar y que están produciendo fenómenos de identificación emocional, asimilación o adopción de sentimientos, conmutación o intercambio de roles y papeles.

Observación e interpretación de la información y emociones

Ser capaz de trabajar con la información que el sistema social, familia o escuela, le está proporcionando a través de la sintomatología observable por medio de la conducta.

Resolver desde la inteligencia transgeneracional

“Desarrollar el talento para distinguir lo que pertenece a la historia propia y lo que deviene de las otras personas con quienes se mantienen vínculos de distinto tipo, orden y jerarquía en espacios y tiempos determinados.”(p.53)

La Pedagogía Sistémica, es la forma de educar centrada en los vínculos.

Arte de la pedagogía sistémica

La pedagogía sistémica es el arte de contextualizar y de enseñar desde esta mirada amplia que nos permite ver la organización, la interacción de los elementos y la estructura espacial que conforma, el lugar y funciones de cada uno de los elementos, así como las pautas que conectan a la familia con los diferentes elementos de la escuela. 

Diferentes
Contextos

Se deben respetar los diferentes contextos.

Mapa

Toda persona tiene un mapa del mundo. El mapa no es el territorio.

Interacción
Positiva

Cualquier actitud tiene una intención positiva y adaptativa.

Orientar la
Vida

Todos tenemos los recursos que necesitamos para orientar nuestra vida en la dirección que elegimos.

Afecto y Disponibilidad

Presencia basada en la escucha, la empatía, la aptitud de ponerse en resonancia con los pensamientos y afectos del interlocutor.

Agradecimiento y Admiración

La Admiración es la base del Agradecimiento.

Comunicación Verbal y no Verbal

La comunicación que se desea es efectiva y afectiva.

Motivación y Lealtad

Lealtad al sistema de origen y motivación por aprender.

Inclusión y Pertenencia

Todos juntos formamos parte.

PEDAGOGÍA SISTÉMICA Y CONSTELACIONES FAMILIARES

Bert Hellinger, pedagogo y terapeuta alemán, con una amplia formación científica, psicoanalítica, teológica y filosófica, a principios de los 80 desarrolló las constelaciones familiares, basándose en la observación de leyes que operan en el ser humano, la familia y los grupos sociales, y que él llamo “ordenes del amor”, que son los tres principios sistémicos que rigen a las constelaciones familiares.

Se basa en una mirada sistémica y postula que cada uno de nosotros somos parte de un sistema familiar. La implicación sistémica es central en la construcción teórica que hace Hellinger, explicando desde allí las dificultades que pueden aparecer en una familia o sistema. Dichas dificultades “…pueden tener lugar cuando los tres principios sistémicos no son respetados: el principio del orden, el derecho a la pertenencia o del equilibrio entre dar y tomar”. (Echegaray, 2017). Sin embargo, nuevas aportaciones señalan que no es la única manera de explicar lo que se da en las dinámicas fallidas o dificultades que puedan existir en un sistema familiar.

El método creado por Bert Hellinger es fenomenológico y permite acceder a la información inconsciente de un determinado sistema y detectar donde están los desórdenes o transgresiones. (Mercè Traveset Vilaginès, 2007)

 Lo que se busca y a lo que se invita es a ampliar la comprensión de “nuestra verdad”, sin alterarla ni justificarla. Algo en nuestro interior se modifica y nos posibilita la integración de esta nueva mirada, tanto de uno mismo, como de todo aquello que nos rodea y que nos conecta con los diferentes sistemas en los que se participa.

Diferentes maestros, pedagogos y psicólogos comenzaron a desarrollar y aplicar las constelaciones en el ámbito educativo. Entre las pioneras está Marianne Franke, Angélica Olvera y Alfonso Malpica entre otros. De estos aportes surge la Pedagogía Sistémica  que tiene por “…finalidad esencial encontrar el orden natural e identificar los desórdenes, y ocupar el lugar que nos corresponde, ya sea como padres, madres, profesores o alumnos, y eso significa aceptar nuestros límites y no hacernos cargo de aquello que no nos corresponde” (Mercè Traveset Vilaginès, 2007: 20)

Las constelaciones familiares se trabajan en formato grupal y en formato individual. Es un trabajo dirigido que requiere de muy pocas sesiones.

PEDAGOGÍA SISTÉMICA Y CONSTELACIONES ORGANIZACIONALES.

El método de las constelaciones familiares fue transferido a las organizaciones por Gunthard Weber, diferenciando claramente las características de las organizaciones a las propias de un sistema familiar. Entre ellas el sentido de pertenencia: Uno pertenece a una familia desde el nacimiento y continua perteneciendo a ella aún después de muerto. La pertenencia a una organización es fruto de una elección y es temporal” (Echegaray, 2017:24). Luego, el principio de orden es distinto de acuerdo a las características propias de la organización, pudiendo prevalecer la antigüedad, la experiencia u otro atributo. No podemos dejar de reconocer que una organización está centrada en la tarea, no así el sistema familiar.
Las constelaciones organizacionales buscan aportar sobre  aquello que tanto los profesionales como empresas u organizaciones puedan prosperar.
En el campo educativo,  a través de la Pedagogía Sistémica, se pretende acompañar a sostenedores, directores y directivos al mejoramiento de la calidad educativa de  su Colegio, de tal manera evitar las dinámicas fallidas o dificultades, ya sea en la Gestión Curricular, o en la Convivencia Escolar, o en el Liderazgo o en la Gestión de Recursos.
Las dinámicas son el foco de estudio de una organización. Cuando estas presentan una disfunción en alguno de los principios sistémicos, se le denominan dinámicas fallidas.
Entre ellas encontramos casos como los siguientes:

  • Una profesora de una religión determinada pretende que sus estudiantes sigan sus costumbres religiosas.
  • Un miembro del equipo directivo mira a su director como un niño, en vez de verlo como adulto.
  • En un equipo se presentan grandes diferencias entre sus miembros, teniendo dificultades para ponerse de acuerdo, lo que se acentúa en presencia del jefe.
  • Un líder no se hace responsable de las dificultades de los equipos de trabajo a su cargo.
  • En un colegio existe incoherencia entre los postulados del Proyecto Educativo y el quehacer del profesorado.
  • Dificultades entre los miembros del directorio de una Corporación Educativa, derivada de la distribución de tareas y el cumplimiento de los objetivos.
  • Hacer el trabajo que le corresponde a otro u otros.
  • Sentirse mejor que el Jefe.
  • Cuando un miembro del equipo directivo sigue a un integrante que fue despedido.
  • Cuando una persona trabaja en un colegio y transfiere las dinámicas de la organización en la que estuvo anteriormente.
  • Un trabajador cumple diversas funciones pero no tiene un puesto de trabajo en la organización.
  • Una persona que se siente apática y muy desmotivada en el lugar de trabajo.
  • Otros

Las constelaciones organizacionales se trabajan en formato grupal y en formato individual, previo diagnóstico. Es un trabajo dirigido que requiere de muy pocas sesiones.

Open chat
Powered by